Saltar al contenido

Definir la Cultura

Definir la Cultura de Esteban Villarrocha

Llevo participando del mundo cultural de Aragón desde hace más de 30 años y he conocido la construcción de las estructuras políticas, administrativas y empresariales que hoy articulan el sector cultural en Aragón, estructuras que eran un anhelo antes de 1978. El problema es que los anhelos no son siempre plácidos, están llenos de pesadillas y monstruos, y en esta tierra ya sabemos que El sueño de la razón produce monstruos.

Bob Dylan_Definir la CulturaEn estos años he tramitado muchos unicornios y siempre, más o menos, al margen, siempre anteponiendo lo colectivo y tratando de adecuarme del marco legal administrativo, siempre respetando al artista y su creación individual, entendiendo la autoría no como propiedad y siempre poniendo en valor lo que de común tiene cualquier manifestación cultural.

Hoy, el mundo de la cultura sigue la tendencia general de anteponer el yo al nosotros. Humildemente, creo que el devenir del sector de la cultura al que pertenezco ha caído en esa tendencia que prioriza el entretenimiento y el ocio frente al valor que debe de tener la educación, las artes y la cultura.

Los tiempos están cambiando, Bob Dylan

Como decía mi admirado Bod Dylan, Los tiempos están cambiando y estos cambios repercuten en una trayectoria más o menos elegida y vivida con pasión, que si bien es verdad que ha dado muchos frutos y muchas alegrías, a veces trae penurias y desilusiones. Pero es tiempo de debate abierto entre iguales.

Los tiempos están cambiando y no podemos centrar todo en la participación y en un discurso lleno de aristas, intereses y pocas miras, que tiende a distorsionarse y crear indefensión. Se vulgariza la vida cultural, sin antes plantearse de qué hablamos cuando hablamos de Cultura. Necesitamos mejorar desde el pensamiento y con los términos bien definidos.

Queremos evolucionar y pasar de una democracia representativa a una democracia participativa, convencidos de sus ventajas por lo que representa el empoderamiento de los ciudadanos, pero es un largo viaje lleno de avances y retrocesos, y si bien debemos seguir promoviendo modelos de participación activa donde la gestión de la cultura debe estar basada en la buena gobernanza, también debemos contemplar lo construido; quizás, y es una idea, debemos volver al análisis y la definición pausada de lo que queremos mejorar o cambiar: la cultura.

Cultura de Terry Eagleton 

La Cultura de Quizás no hemos determinado antes de abrir el debate en el sector cultural lo que significa la Cultura. Quiero contribuir animando a la lectura de un libro esclarecedor de Terry Eagleton: Cultura. No hay muchos autores capaces de hacerte reír mientras te explican y se preguntan: ¿cuál es el concepto moderno de cultura?, ¿cuántos significados ha tenido la idea de cultura desde la Ilustración hasta el posmodernismo?, ¿es la cultura un antídoto contra la política o es su verdadera salsa?, ¿son compatibles la cultura como esfera de valores estéticos universales y las culturas como formas particulares de vida?, etc. Todos sabemos que la cultura es esencial en la existencia humana y todos queremos que la cultura y la civilización no sigan ampliando la brecha entre quienes tienen y quienes no, pero con qué argumentos participar en el debate.

En este libro, profundamente analítico y mordazmente divertido, Eagleton examina la cultura actual y censura la banalización y la mercantilización de lo que deberíamos considerar un medio vital para enriquecer nuestra vida social; explora cómo la cultura y nuestra idea de esta han evolucionado a lo largo de los dos últimos siglos y cómo se ha convertido en uno de los bienes más rentables del capitalismo. El libro es, sin duda, una de las introducciones a la crítica cultural y política más original y útil que se pueden leer hoy día.

No estoy seguro de que después de leer el libro tengamos más claro qué es Cultura, pero sí estaremos bien preparados para hacer las preguntas que nos afectan en nuestro vivir diario; y participar de un debate político cada vez más candente con argumentos. Con su lectura, os aseguro que, sin duda, nos adentramos en una introducción a la crítica cultural y política más útil que se pueden leer hoy día.

Como nos dice Dylan:

fuera hay una batalla furibunda, pronto golpeará vuestras ventanas y crujirán vuestros muros porque los tiempos están cambiando.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: